HVAC

Icono-informacion-HVAC-Climatizacion-Talca-Chila

martes, 4 de agosto de 2015

MICHAEL FARADAY & RADIOAFICIONADO

michael-faraday-y-el-sueño-de-un-radioaficionado
Faraday


michael-faraday-y-el-sueno-de-un-radioaficionado
Michael Faraday

MICHAEL FARADAY & RADIOAFICIONADO


“EL SUEÑO DE UN RADIOAFICIONADO”
Diálogo entre Faraday (F) y un Radioaficionado (R).

En Honor a Michael Faraday. 1791-1867 - Electromagnetismo - Electroquímica. 

                                  Por XQ4TMU Jorge



F: ¡Buen día señor Radioaficionado!

R: ¡Buen día señor Faraday!

F: ¿Usted me escucha bien?

R: ¡Si muy bien… Y es una sorpresa enorme y un gran honor tener la posibilidad de este contacto con usted señor Faraday!

F: ¡El agrado también es mío amigo Radioaficionado!

R: ¿Cómo es posible este acercamiento con usted?

F: A veces hay cosas incomprensibles en la naturaleza. Solo puedo decirle que la experimentación no tiene limitaciones y muchas veces nos sorprende. Como en este caso en este especial encuentro con usted.

R: ¿Dónde está usted en este momento? 

F: Es difícil responder esa pregunta.

R: ¿Por qué es difícil?

F: No te olvides que yo, en mi tiempo en la Tierra, tuve escasos estudios normales ¡ja ja ja! (con buen humor) pero si investigué y experimenté muchísimo. 

R: ¿Qué tiene que ver eso cuando sabemos que usted fue un hombre muy inteligente?

F: Lo que pasa que cuando uno vive en la Tierra tiende a conceptualizar todo con métodos, fórmulas y teorías. Por ende, para todo se necesita una respuesta ilustrativa e intelectual. Inclusive, damos por cierto conceptos de teorías no comprobadas pero como se aceptan se admiten como reales.

R: ¿Pero para mi modesto entendimiento me puede describir donde está usted?

F: No le he respondido porque estamos en dimensiones diferentes, y humanamente hablando en la Tierra, todo se mide solamente baja la vara del espacio y el tiempo. Entonces, con tan sólo nombrar la palabra lugar… simplemente le estoy admitiendo un concepto ambiguo. 
Solo puedo decir que estoy en comunicación con usted mediante una especial cooperación con este experimento que estamos realizando. 

R: ¿Cómo es eso de cooperación?

F: La cooperación es muy fundamental. Sin ir muy lejos, yo logré una gran cooperación de un colega amigo James Clerk Maxwell en algunas materias. 

R: ¿Qué hiso Maxwell?

F: Maxwell, que nació el mismo año que anuncié mi descubrimiento de la inducción electromagnética, ya crecido más tarde, formuló en ecuaciones mis trabajos y experimentos. De ese modo facilitó aun más la comprensión para la humanidad de lo que yo había hecho.


R: Si, sabemos de ese resultado de cooperación que ha trascendido hasta estos días. Con razón lo hemos considerado a usted como uno de nuestros padres de la experimentación tecnológica universal.


F: Desde mi percibir le puedo decir que la experimentación de todo tipo que ofrece la naturaleza es infinita. Que aunque agradezco mucho haber hecho una contribución al desarrollo de la humanidad, es solo una porción de la experimentación de toda la naturaleza.  

R: ¿Qué tiene que ver la naturaleza con la experimentación?

F: Fui y soy amante de la naturaleza con un sentido especial y con una percepción y sensibilidad de mi vida espiritual. Y es la misma naturaleza que provee el descubrir cosas mediante la misma experimentación. En la naturaleza está… todo! Sólo debemos investigar y experimentar para traducir y plasmar en realizaciones y obras para la humanidad lo que precisamente ofrece la naturaleza.

R: Usted fue un hombre sabio.

F: Bueno amigo, la denominación es simplemente un concepto de la forma de vivir en el planeta. Recuerde usted que yo rechacé honores y privilegios especiales. Sólo puedo decir que en mi vida en la Tierra sentía una constante de percibir de ideas y llevarlas hacia la misma experimentación e investigación. 

R: ¿Se sentía en su vida como un experimento en marcha con dos pies?

F: SI. Y  además con un corazón.

R: ¿Por qué un corazón y no el intelecto?

F: Es que si hubiese alcanzado la posibilidad de estudios superiores o universitarios normales, la respuesta a su pregunta sería totalmente distinta.

R: ¿Por qué tan distinta?

F: Quizás, si hubiese tenido la posibilidad de estudios normales no estaríamos conversando de este tema y me habría dedicado a otra cosa.

R: ¿Usted quiere decir que si hubiese alcanzado un título profesional en una Universidad habría sido un fracaso?

F: De ninguna manera. Los estudios normales son necesarios. Simplemente no sabemos qué habría sucedido conmigo en un escenario distinto. Considero nada más, que en el área que experimenté profundamente era el indicado para mí e insistí con perseverancia en ello. Por consiguiente, mi lugar estaba donde ya sabemos. El punto es que en una época terrestre fui un experimentador innato y mis experimentos han sido reconocidos hasta estos días.

R: Opino lo mismo que usted y aquí los Radioaficionados siempre hemos hablado de lo que usted realizó en beneficio de la humanidad. Pero así y todo me quedó la duda sobre su respuesta sobre el corazón.

F: Lo que sucede amigo Radioaficionado, que cuando haces las cosas inspiradas con amor, aflora una sensación o percepción especial que precisamente se relaciona como por añadidura con el corazón e inclusive te sientes agradecido, realizado y feliz.

R: ¿Cómo cuáles sensaciones dice usted?

F: La Intuición, la creatividad, la innovación…

R: Me queda claro y creo comprenderle. 
Pero ahora usted ha dicho que se sentía realizado y feliz con un experimento ¿Me puede explicar eso?

F: Lo que sucedió mi amigo R., que por mi forma de ser describía mi amplia investigación y experimentación en forma muy práctica y sencilla para que fuera comprendida por todos. Y cuando estaba compenetrado profundamente con un experimento, sentía una sensación que es difícil de explicar con palabras corrientes. Y obviamente, cuando a su vez aquel experimento lograba un resultado objetivo, es maravilloso lo que sucede en tu ser interno. Y más aun, si a eso le agregamos el descubrir otras cosas que no estaban siquiera pensadas, yo saltaba de júbilo y felicidad!

R: Me imagino cómo sería aquello. Pero me queda una duda. ¿Cómo es que usted disfrutaba de algo que ni siquiera sabía cuál sería la utilidad en el futuro?

F: Mira, hay cosas que son incomprensibles para poder entenderlas del todo a un experimentador innato. Solo puedo decirle mi amigo que en esos instantes primordiales de un experimento, solamente intuyes que, lo que se manifiesta es algo importante y vibras con eso. Posteriormente vas encontrando alguna orientación o finalidad objetiva a tal proyecto.

R: ¿Qué opina usted de la Radio Experimentación de los Radioaficionados?

F: Me parece muy interesante que exista un área organizada donde se pueda experimentar técnicamente en todo el mundo.

R: ¿Usted como gran experimentador universal qué nos puede aconsejar?

F: Modestamente mi amigo radioaficionado, le puedo decir que cuando se llega a comprender que la experimentación no tiene limitaciones, es cuando se abre una perspectiva y posibilidad para aquel experimentador en cualquier campo. 

R: ¿Qué quiere decir con eso?

F: Simplemente comprender que la radio experimentación no puede desarrollarse ni prosperar si la has asumido estructurada en forma dogmática y definitiva. 

R: Pero aquí existen leyes y reglas del juego.

F: Eso es muy bueno que exista como en todo orden de cosas. La naturaleza también tiene leyes. Y con un poco de buen humor mi amigo, más de alguna Ley nació conmigo ja ja ja ¡!  (Ley de Faraday).

R: ¿Entonces como se explica eso?

F: Es que las reglas son una cosa y otra muy distinta es la amplitud infinita de cómo y con qué puedes experimentar. Es decir, si las reglas son dogmáticas con referencia a parcializar la variedad y avances en la radio experimentación, existiría una tremenda contradicción.

R: Lo que pasa amigo Michael, es que muchos de nosotros estudió y practicó una teoría y modos muy diferentes a los de ahora. Por esa razón entramos en conflictos permanentes con los Radioaficionados actuales que practican y experimentan de forma muy distinta e ineficiente. 

F: Amigo Radioaficionado, respetuosamente le puedo decir que en mi experiencia me tocó vivir una importante cooperación muy valiosa. Y en dicha cooperación y amistad (con Maxwell) no existió ese afán de cada uno de imponer al otro sus propias reglas y conocimientos. Solo hubo cooperación incondicional y el resultado fue extraordinario.

R: ¿Qué tiene que ver eso con lo que sucede aquí ahora?

F: Mucho tiene que ver. La cooperación debe existir siempre de esa manera como a mí mismo me sucedió en diversas ocasiones. Eso es maravillosamente enriquecedor en forma objetiva.

R: Pero es que… aquí eso es difícil. ¿Cómo nos ponemos de acuerdo?

F: Claro, si no existe voluntad y no amas de corazón la actividad que realizas y tampoco amas a tus semejantes porque piensan distinto a usted… en realidad si le creo que es muy difícil.

R: Pero… es que la Radioafición de mi tiempo de 30 años atrás fue muchísimo mejor que la de ahora!

F: Es que si hablamos de un campo o centro de radio experimentación y usted piensa de esa manera, es imposible ver el horizonte futuro.

R: ¿Qué significa eso? ¿Acaso me dice que soy testarudo?

F: No. Por supuesto que no mi amigo radioaficionado. Solamente le hago ver que la radio experimentación y cualquier otra área de experimentación, es de una constante exponencial de ideas, formas y modos que se practican infinitamente. Y sin ir muy lejos, las tecnologías actuales son muy variadas y diferentes a las que existían 40 años atrás. 

R: Pero… es que nosotros no queremos bajo ningún punto que aquella forma de antaño que fue la mejor desaparezca.

F: Bueno, lo que usted me dice ahora es muy diferente. 

R: ¿Cómo es eso?

F: Si aquella Radioafición antigua fue para usted la mejor de todas y existen muchos de tus colegas que defienden aquella manera… ¿Por qué no la sigues practicando con tus amigos? 
Si nada les impide practicar dicha forma, pues bien hágalo con sus amigos y así practicas y vives en paz y en armonía. 
Es preferible que hagas lo que tanto te gustaba que estar en un eterno conflicto innecesario tratando de obligar a que otros hagan lo que no desean.

R: Pero…

F: Mira amigo... Deja el pero a un lado y reflexiona en lo que hemos conversado.

R: Es que a mí me costó mucho todo lo que hice.

F: Dígame una cosa mi amigo Radioaficionado. ¿Usted disfrutó y fue feliz con todo aquello?

R: ¡Es evidente que sí!
¿Por qué me pregunta eso?

F: Es que la lógica indica que si verdaderamente existió una forma mejor para usted y que se enriqueció humanamente como persona y te sentías feliz ¿por qué no realizas lo mismo ahora? 

R: En realidad voy a meditar en lo que hemos conversado. Aunque me parece difícil aceptarlo.

F: Hay algo que me sorprende amigo Radioaficionado. 

R: ¿A qué se refiere?

F: Puedo observar que el objetivo fundamental de los radioaficionados es lograr comunicarse entre todos. En tal sentido, si eso es lo que se ha practicado por tantos y tantos años… ¿Cómo es posible que con tan amplia experiencia no hayas logrado comunicarte con capacidad de dialogo y tolerancia en la diversidad humana?

R: Pero… si todos los días estamos hablando por Radio.

F: Es que eso no es suficiente. Se debiera transmitir algo más sensitivo amigo Radioaficionado. Una cosa es la facilidad de hablar en  muchos comunicados y otra es tener la capacidad de dialogo y tolerancia con sus colegas.
F: ¿Recuerdas usted la Jaula de Faraday?

R: Ah sí por supuesto.

F: Bueno… no quiero pensar que en un ambiente tan amplio de electromagnetismo y de la interrelación de los participantes de todo el mundo, pretenda usted encerrarse sólo en sus ideas personales como en mi Jaula de Faraday… se lo digo porque me parece que el objetivo de los radioaficionados es todo lo contrario.

R: Si. Tiene razón amigo Michael. El objetivo es comunicarnos entre todos.
R: A propósito, en este especial comunicado quisiera invitarlo a experimentar en este medio de la Radioafición.

F: Cuanto le agradezco amigo Radioaficionado.
F: Sin desmerecer la tecnología del pasado que fue muy buena, le puedo asegurar que yo no realizaría la experimentación tecnológica de hace 40 años atrás.
F: Considere mi amigo que yo nací en el siglo XVIII y en mis inicios de la experimentación en forma técnica en el siglo XIX, comencé a realizar experimentos totalmente desconocidos y muy avanzados para mi época. Lo que significa, que si yo fuera Radioaficionado en su país, la lógica indica que nuevamente manifestaría las mismas inquietudes. Es decir, desarrollaría la misma creatividad e innovación correspondiente a estos tiempos y experimentos muchísimo más avanzados a los de estos días del siglo XXI. 

R: Pero a mí me parece muy bien que usted haga siempre eso.

F: Amigo Radioaficionado. Hablemos con sinceridad y honestidad. Puede usted imaginarse con todo lo que usted me ha contado, y el que yo aparezca como Radioaficionado experimentando tecnológicamente con algo nuevo, a mi manera y sin haber estudiado en forma profesional… ¿Se imagina como me tratarían en su país con la intolerancia existente que usted me dice? 

R: En realidad señor faraday, ahora estoy un poco confundido y necesito meditar para entender mejor todo lo que usted me ha dicho. 
R: Estoy entendiendo ahora que pueden existir personas que tengan esa cualidad innata de experimentar las cosas en forma diferente.

F: Efectivamente amigo Radioaficionado y no necesariamente tienen que ser tan sobresalientes. También puede haber experimentadores innatos muy sencillos y humildes en ese camino. Además no todos tienen oportunidades y cooperación. A mí me costó muchísimo llegar a tener la posibilidad de desarrollarme en lo que hice. 

R: Me imagino como habrá sucedido todo eso y ni siquiera existía la Internet.

F: No. No existía la Internet, pero existían bibliotecas. Y a los 13 años trabajé de aprendiz de encuadernador en una biblioteca. Y cuando era posible tomaba notas de algunos libros. Y los libros eran a los ojos de niño de mi época del siglo XVIII y XIX más fascinantes e enriquecedores que la Internet para un niño de ahora del siglo XXI.  

R: ¿Hay algo más que usted pueda decirme antes de despertar de este sueño con usted?

F: Mis últimos consejos son los seis principios que explique hace casi 200 años:
1.- Llevar siempre consigo un pequeño bloc con el fin de tomar notas en cualquier momento.
2.- Mantener abundante correspondencia.
3.- Tener colaboradores con el fin de intercambiar ideas.
4.- Evitar las controversias.
5.- Verificar todo lo que se dice.
6.- No generalizar precipitadamente; hablar y escribir de la forma más precisa posible. 

F: Antes que despiertes, quiero decirle, que lo ideal de toda experimentación y avance de la ciencia y tecnología, es que no debiera de alejarse de su esencia primordial encerrada en el alma de la misma naturaleza humana y en el corazón de toda aquello que le rodea…     

R: Le agradezco mucho sus palabras y sugerencias señor Faraday. Un gran abrazo…


F: Un gran abrazo amigo Radioaficionado…




Por XQ4TMU Jorge.

1 comentario:

  1. Me gusto estimados, como siempre dando cosas para reflexionar.
    73 desde Valdivia
    XQ6WBM

    ResponderEliminar